15 agosto 2007

sin saber por qué
ni dónde se genera
de un segundo a otro, con
un abrir y cerrar de ojos

sin pensar ni escuchar,
sentado, parado,
caminando, callado,
con lluvia, con sol,

de la nada
y sin saber por qué


cruelmente se hace presente.


ni cómo, ni cuándo, ni dónde,

aparece y destruye cualquier sueño
cualquier intención de estar bien,
arremete contra el futuro
haciendo más y más grande a las dudas.

inquieta y deja inmóvil,
no deja amar, no deja hablar.
hasta no deja llorar.


cuando el miedo aparece
me desgarra el alma,
me hace temblar,
me hace paralizar.



cuando el miedo aparece
no tiene respeto por los sueños
y por las ganas de querer avanzar.



enceguece

y lentamente me mata.

No hay comentarios.: