21 junio 2007

qué tenes?

una incontinencia verbal sumada de una verborragia que sí se medican a tiempo con un día lluvioso y frío (no es totalmente necesario este punto) van a salir sin paraguas y sin miedo a la luz-oscuridad. pero, a su vez, de la mano va a venir un derrame gripal de lágrimas. efectos secundarios: posibles gritos, ganas de abrazos, algo de risas y poca calma. éste último punto se podrá revertir siempre y cuando la medicación sea tomada -regalada- por una equis cantidad de días, los cuales pueden ser pocos o muchos. es perjudicial para la salud de terceros. cualquier duda consulte a su agenda.

sentarse,
cerrar los ojos.

callar,
y si no hay silencio, gritar
para por fin lograr callar.


prometerse pureza,
prometer limpiarse.

sentarse,
cerrar los ojos.
solo abrirlos
si alguien acepta.

callar,
o hablarle sin escuchar.
hablar y no parar.



sentarse
y no tener miedo
de llorar infinitas lagrimas.

no importa si nos quedamos sin fuerzas,
sabes que por fin vas a poder levantarte solo.
vas a poder apoyar tus manos y tus rodillas.
vas a poder pararte, despacio, pero vas a poder.

pero primero,
sentate
y calla.


llora sin miedo,
llora 6 meses o un año.


pero limpiate.
limpiate en serio.

olvidate de quien queres ser,
olvidate de quien sos para los demas,
olvidate de todos.

sentate,
cerra los ojos
senti el mundo acariciandote.
sentate,
cerra los ojos
y llora hasta la eternidad.
no tengas miedo,
esa eternidad no existe,
tal vez dura meses,
pero, en algun momento


tambien se va a quebrar.


pero no importa, tengo miedo igual.

16 junio 2007

cbc uno..

y jugar a que nos entendemos
regalandonos caricias automáticas,
afuera el mundo se cae,
y acá vos y yo, manteniendonos
tan débiles como amanecemos.

allá se matan gritandose,
vos, me revivis acariciandome.
los lunes y los viernes,
corren, se odian y no ven,
algunos días, sin expectativas
me tranquilizas, me armas,
pegas todas mis debilidades
con tiernos besos en la mejilla.

me armas, me volves a formar,
me construis cuando
me destruyo.

y a veces vuelvo a soñar
y a veces me logro parar,
hay noches en las que corro
pero cuando me ven,
vuelvo a querer desaparecer.

cbc dos..

porque sus miradas me hacen dudar,
y sus voces, temblar.
me abrazo fuerte, con asco
me abrazo y mi boca se abre
al mismo tiempo que un grito vacio,
mudo, invisible.

me abrazo con asco,
me siento tan chiquitito
que ni las lágrimas se notan.
a veces ni se toman el privilegio de aparecer,
si en la luz tan negra, nadie las ve.

y sige oscuro,
a veces me sigo asustando,
hasta cuando el sol
se anima a brillar,
cierro los ojos,
agacho la cabeza,
y me quedo quieto.
ellos pasan, corren, gritan
paran cuando les falta el aire,
pero yo no arranco, no hay viento a favor.
no hay equilibrio para agarrar una bicicleta
y correr, con el viento golpeando la cara,
no hay equilibrio.
y ahi, sigo sintiendome chiquitito
sin saber a donde ir, con miedo a la oscuridad
y a la misma luz.

09 junio 2007

duele.

es tan feo. es tan cruel.
pero a la vez es una de las sensaciones más puras e ideales; más literarias y sensibles. es una de esas sensaciones que cuando la sentís, sabes que todos tus sentidos se agudizaron de tal forma que te sentís habitante del mundo más utópico. sentís ese poder que no tienen muchos, y que solo lo sentís cuando confías en vos: hacer bien.

a veces, en momentos así, también tenes miedo. tenes el mismo miedo con el que vivis, pero esta vez potenciado de tal manera que temblas y te dan ganas de salir corriendo y no volver más. Pero lo pensas, y no podes, no podes irte.

es tan feo y cruel sentir el dolor ajeno.
es una de las sensaciones más puras… más pesadas.


llora. la miras a los ojos, y sentís. sentís como tu corazón empieza a latir con más fuerza. sentís como tus sentidos se agudizan al extremo, a tal punto de imaginar cómo tu corazón se mueve por tu cuerpo y pasa a través de tus ojos a los de ella. tu corazón, ahora en su cuerpo, se acerca al suyo, se queda viéndolo. se queda a un costado para no molestar. se queda viéndolo y vos la seguís viendo…

tus ojos empiezan a llorar, casi al mismo compás que siguen sus lágrimas… pero esta vez, las tuyas golpean fuertemente contra el suelo.

y ahí, ahí sentís lo que es el dolor ajeno. y sentís la impotencia más grande; qué podes hacer, te preguntas. y vuelven tus ganas de salir corriendo, pero esta vez tomado de la mano con alguien más. y queres libertad para su corazón, y para su sonrisa.


minutos en donde la situación de que estén llorando los dos juntos se vuelve la más hermosa del mundo. se abrazan, o se siguen viendo, que importa. pero, estas viendo... y estas sintiendo… el dolor de ella te duele, el dolor de la otra persona te duele, y eso, es lo más cruel, y lo más hermoso que te puede pasar…


sabes que en algún momento vas a terminar riendo, sabes que va a llegar el momento del comentario tonto, de la mueca tonta, y así lograr que su dolor se abrace con tus ganas de verla bien. pero esperas, y seguís llorando, y seguís viviendo un placer que no todos tienen, una cualidad que a veces no quisieras tener, pero que después te das cuenta que es tan hermosa.

en algún momento los ojos se acarician, y se miman. en algún momento, sonríen, se abrasan. yu corazón vuelve a su lugar pero sin antes darle un enorme beso en el corazón, de la misma forma que vos besas su mejilla y sus lágrimas. de la misma forma que vos besas sus manos y su propio corazón.



ella o el, tu mejor amigo o tu novia. tu amante o tu conocido. tu familiar o tu ajeno. que importa...
el dolor ajeno te duele, pero no importa, es tan feo ver como sufren en soledad.

02 junio 2007

a veces se vuelven personas y me dan miedo