30 mayo 2008

pero igual.



que linda la sonrisa
que brilla
sin luz.

y
La

Estúpida








Forma que tiene el ser humano







Para sonreír
Es la misma que recordáS

quinientostresminutos despuéS


cuando todo se vuelve taN
obscurO

intolerablE

odiable.

parece que una vez por año lo tengo que decir

pero
ame
soy tu fan



es la mejor serie que se hizo en el país.



es lo mejor que le paso a canal 9

es lo mejor del mundo.





amo soy tu fan.
ame soy tu fan.

amenizar el frío entre vos y yo.

























pero no existe quién Vos.







a veces tampoco el yo.
















disfrutar del frío entre dos

29 mayo 2008

el señor scofield fue increiblemente hermoso ayer.


yo quiero tener un abuelo como steve swallow, que bajista tan grosso.


y que linda noche con el castellanoafrancesado de scofield, que lindo, que lindo.
le falto un bis más.















y ahora el miércoles otro hermoso como lenine, que todavía no hay con quien ir, pero por suerte las entradas no se agotaron.

al fin y al cabo
si todo el mundo te jode

por qué vos no vas a joder?






y a la mierda todo

28 mayo 2008

el insomnio de la humedad de estos labios envueltos de alcoholes extrañando.

no tengo ganas de dormir.
solo quiero sentir.








pero si siento mucho
ahora
me voy a largar a llorar

sin razón

sin motivo alguno.







extrañar
y desear
algo que ahora no se tiene.



extrañar


y esperar
algo que tiene que llegar.










la humedad de los labios,
la tristeza de los parpados,
la vacia esperanza de las cinco de la mañana.




próximamente en las mejores salas





[ o sólo en Recis!]






[pucha digo, es la primer foto mía en el blog, creo]

27 mayo 2008

por qué en el 98% de las telenovelas hay una pareja que a los cientoveintecapitulos se enteran que son hermanos, y a los doscientostreintaydos se dan cuenta que les trucharon el adn, cuando en la vida real, solo le pasa a un 0,0000000000000000000000000000000000000000 cerouno% de las personas.

es más
es más probable que algún día en mi vida encuentre en tokio a una chica como la johansson que a otro le pase algo como en las noveluchas

22 mayo 2008

sí.

yo soy de los que vieron
la naranja mecánica


y NO gusto.




qué se yo.




no los entiendo a los fanatiquitos. pero bueno
cada rarito con su mambo.

(?)

más allá de cualquier problema que pueda llegar a tener el transporte público


lo que odio
del colectivo
es que el coso de las monedas
esté tan arriba.


me hace sentir enano no poder ver como meto la moneda y como pasa por la ranurita.









nos discriminan por medir menos de 1.65

18 mayo 2008

Me acaricia con un beso fugaz, tardío pero de todos los colores. Sale corriendo mientras la puerta se le cierra en la espalda, allá va en el último expreso de medianoche. Retomo el camino que habíamos hecho juntos, esta vez con las manos en la cara mojadas de lágrimas insensatas.
Camino, camino deseando que se haya tirado de la ventana y venga corriendo, no diga nada y me abrace por la espalda. Pero nada. Solo las calles vacías y la luna que ilumina sin quererlo.
La miro, las nubes tapan un poco su figura, la miro caminando con la cabeza en alto. No hay coches, no hay nadie, a quién me voy a llevar puesto? Algún que otro tropezón en la vereda, pero no dejo de mirarla. Empiezo a sonreír viendo que cada vez la siento más cerca, podría seguir caminando y alcanzarla, podría correr y abrazarla.
Pienso en los saltos que podría llegar a dar. Pienso en cuánta distancia tengo que tomar para saltar y alcanzarla. La podré alcanzar? Si salto con los brazos abiertos puede ser. Saltaría abriendo mis brazos, saltaría para alcanzarla.
Aunque seguramente no llegue a tocarla ni dos centímetros, y mucho menos sostenerla. Entonces comenzaría a caer, me caigo sin poder alcanzarla. De lleno, contra algo que debería tener superficie, pero tal vez no la haya, una vez más, de lleno la cara contra el asfalto invisible. Y si salto con los brazos abiertos, qué es más posible? Qué la alcance o qué caiga más rápido?
De lleno, sin reaccionar a mover los brazos para que mi cara no se dañe, sin cerrar los ojos. Caer, eso. Caer sin cerrar los ojos al vacío que en algún momento deja de ser vacío.
Caminar viendo la luna, la noche se transcribe linda pero los minutos la envuelven en oscuras imposibilidades. Vuelvo a bajar la mirada, tal vez encandecido por su luz, reviso mis bolsillos buscando las llaves. Abro la puerta, subo, llego al cuarto y me acuesto en la cama. Cierro los ojos, los abro. Tendría que ir a limpiar el cenicero, tendría que lavar los vasos, tendría que cerrar los ojos e irme a dormir. Pero no duermo. Me quedo fijo mirando las cenizas negras, grises. Las colillas inmóviles que hace un rato tus labios besaban, ahora me miran sin la menor inocencia de sentirse culpables por haberse quedado al lado de mi almohada ocupando tu espacio. Sonrío, me entristezco. Te extraño.
Decido pararme, así me saco la ropa y me escondo en las sabanas. Pero antes agarro el cenicero; a segundos de vaciarlo lo vuelvo a mirar, lo vuelvo a apoyar sobre la mesa, y lo dejo ahí, inerte intacto como te miraban mis ojos hace un rato.

Sueño algo que no son sueños, porque vos no estás. Sueño cosas que no son sueños porque vos no dormís a mi lado.

Me despierto, transpirado, me despierto llorando, me despierto mirando. Veo otra vez el cenicero, ahora el encendedor que te había prestado aparece a su lado. Lo agarro, lo prendó, se apaga, lo vuelvo a prender. La llama se apaga, se vuelve a prender, se apaga otra vez y la vuelvo a prender. Se apaga por última vez, agarro el cenicero, sin vaciarlo lo alejo, lo dejo lo más lejos de mi cama, a una distancia que no logre verlo mientras estoy acostado, así escondo un poco el desencanto de que no hayas cerrado los ojos a mi lado, así duermo tranquilo, y sueño cosas que no son sueños porque vos dormís bajo la misma luna pero a más de siete estaciones de mi cama.

15 mayo 2008

una banda con letras que cualquier norman amaría algún día escribir


Cruz Maldonado


"Luna mojada desde abril
que me saluda solamente a mí.
En este laberinto de espejos
reflejada (nada más) está tu imagen,
y por una línea que hay en tus tatuajes yo me fui.

Mientras la calle está por estallar,
en mi Beirut romántica otra guerra va a empezar,
y los discos que me dejé en tu casa
ojalá bombón que te sirvan de mapa
para ir buscándote otro parecido yo me fui.

Y ahí voy yo, riéndome borracho sin tu amor,
perdido en Buenos Aires como un cazador.
Y ahí voy yo, sin las deudas de tu generoso amor,
perdido en Buenos Aires como un cazador.

Llegan confusos hasta mí
viejos recuerdos, cosas que te di,
vuelven el otoño y el reflejo
de mi imagen escuchando tus consejos
que decían de qué modo yo debía ser feliz.

Mientras que el tiempo se empezó a acortar
en el culo del mundo todo es marcha atrás,
quedan tus amigos importantes,
tus caprichos infantiles, tus amantes
y que sea el que te diga lo que quieras otro gil."


10 mayo 2008

65 palabras



es increiblemente hermoso que la gente te recomiende cosas que te tocan el alma, te acarician el cuerpo, te abrazan y te dejan totalmente en ruinas.
es hermosa la sensación que puede generar una simple pelicula, una simple canción o una simple oración. una simple mirada, un simple abrazo, un simple simple.

es increiblemente hermosa preciosa
la situación de encontrarse con algo que te produce tanto en tan poco tiempo.


y es hermoso poder sentir eso, es hermoso.


gracias a. gracias por recomendar tan hermosa pelicula.

la gente para cambiar el mundo habla, dice, o hace. la gente para cambiar el mundo inventa, crea, dibuja, pinta o mira. mira y habla.

la gente para cambiar el mundo recomiendo cosas hermosas,
es que recomendar ciertas cosas implica dar una posta, recibir una antorcha y prender muchas lucecitas. repartir esas lucecitas transformadas en miles de antorchas, y que esas antorchas sigan prendiendo más y más lucecitas.


bah, cambiar el mundo..o simplemente no querer amoldarse a la frivolidad más fea e idiota que tienen todos. si amoldarse a la paz más sincera y a la pureza más grande, fumarse la pipa de la paz o mirar juntos un atardecer que te hará sonreír toda la noche. o tal vez llorar por el resto del día.


tu vida en 65 minutos



es de esas peliculas hermosas que hacen a norman llorar.
si, admitamosló,
norman lloró con titanic y cada vez que mira patch adams también llora, y qué?

pero esta pelicula es otra cosa,
es sentir la felicidad más grande y pura del mundo
tener la sonrisa más hermosa llorando con la rabia más grande.
llorando tanto junto a una sonrisa eterna.



es sentir algo hermoso
y cuando se siente algo hermoso
es cuando todo se vuelve lindo.



desarmar, dar confianza, hacer sonreir o simplemente generar los miedos más oscuros.
qué importa, todo se basa en sentir.
y
a mirar
Tu Vida En 65 Minutos
para que todo sea un poquitititititito menos incomodo.



(a no leer sinópsis, ni críticas.
a bajarsela de una
a pedirla prestada de una
o a invitar a verla de una,
nada de saber de que se trata,

una magia de confianza en el otro se rompería]

08 mayo 2008

porque se hacen las cinco de la mañana y ya hay gente trabajando, otras se pelean con el despertador, algunos disfrutan sus últimos minutos de sueños en balsa de miami a la habana. también están los que recién estan viendo la hora yendose a dormir, y otros que miran la hora, y miran la hora, y la siguen mirando.
pero ya no son las cinco y son y diez, y si esto lo hubiese empezado hace media hora cuando había que hacerlo, ahora estaria tocando "publicar entrada" y no pensando en números, cuentas y horarios. porque son las cinco, y trece menos cinco igual a siete, siete horas despierto, y cuando desperte ayer eran las siete de la tarde, o algo así, o las ocho, o las nueve. entonces llego y vuelvo a dormir, como si mi mediodía fuera la noche de la gente que trabaja doble jornada, los que estudian y trabajan. pero acá no , aca se simula una, y la otra se escapa. acá se intenta dibujar unos apuntes, unas prestadas de atención y nada más, para regresar al hogar, a la almohada.
ahora son cincodospuntitostrece, donde pienso que todo lo que hay en la cabeza tiene que emerger para algun lado, pero no sabes cual es el hilito que hay que tirar primero para que no se rompa la soga y pueda salir los quinientos metros de ideas unidas que hay en la cabeza.
en realidad, te das cuenta que esas ideas no estan unidas:
abajo de las sabanas cerrás el libro, apagas la luz y te ponés a pensar en los auriculares y tus orejas. cuando era chico pedía que me cortaran el pelo corto pero que del lado de las orejas quede medio largo, asi me la tapaban. hermano me decia dumbo, norman se miraba al espejo y veia sus orejas grandes. pero resulta que el domingo le agarró el raye y se cortó el pelo, después de un año y medio. se lo cortó porque se aburria de su pelo, pero tampoco se lo corto todo. se corto como cuando era chiquito, punki y rebelde y escuchaba el otro yo, como cuando iba al colegio privado y no podia ir con pelo largo entonces se hacia una mini mini mini cresta que duro un par de meses, pero ahora igual pero sin cresta parada y sin que se note mucho. y esta bueno, porque sentis las orejas mas libres y sentís menos peso sobre la cabeza.
pero a norman se le cae el pelo, sí, el algún momento voy a quedar pelado, pero no quiero que mis dotes de seducción se vean afectados teniendo que jugar en concordancia con la calvicie, asique mientras se pueda atrasar unos años, mejor. champú del lindo, del que deja olor lindo y cuando le decís a la gente que te huela el pelo porque no te cree que tenés el pelo limpio, no te lo huelen. hasta que los insistís y se dan cuenta que no mentís; unas vitaminas de esas que son pastillas enormes, gigantes sin sentido, que seguro de chiquito te hubiese provocado arcadas y ahora sólo te produce tomar más agúa de lo normal. pastilla que empezó siendo tomada a las seis de la tarde por un par de días, después fue olvidada, para volver a tomarlas a la noche, y que ahora haya desaparecido de la cabeza y que sean tomadas en cualquier momento antes de irse a bañar junto a las cafiaspirinas.
las orejas, y el pelo, las orejas quedan al descubierto, porque la magia de todo esta en la simpleza de atarse el pelo y darte cuenta que no tenés porque tocarlo cada dos segundos, acomodando estúpidamente el flequillo, mirandote al espejo si te quedo lindo, suciamentelimpio. porque es tan fácil atarse el pelo, y hacerse el rodete ese que viste hace unos meses en ese chico tan elegante al cual mirabas con envidia por no poder llegar a ser tan pulcro y tan engominadamente formal como él. entoncés te hacés el rodete sonriendo porque antes no podías , el pelo no te lo permitía, pero no. no lo haces con tu propio pelo, enun par de meses vas a poder atarte tu propio pelo con tu propio pelo y vas a sonreir tanto. las orejas al descubierto con nuevos auriculares modernosos, cómo se ponen? pero si yo los pongo así me duelen las orejas, y si los pongo asi siento que se me caen. esta modernidad inconclusa en sistema visual y tactil hace que tenga apagado el nuevo celular, que ahora tiene camara, y lo más importante, tiene chip, porque el viejo no tenía chip, en junio caducaba, entonces ahora el celular nuevo tiene camara, y radio. MANOS libres, y podés ponerle musiquita, pero lo tenés apagado porque lo dejás ahí, apagado.
entonces las orejas se ponen rojas, como hoy a la mañana, como cuando alguien piensa mucho en alguien o habla de alguien, o envidia o alguien, o mira a alguien o esas cosas que dicen como cuando te pica la mano izquierda o la derecha. tal vez es el frío y por eso se sonrojan las orejas, pero nada, estás re chocho con tus auriculares nuevos porque los anteúltimos comprados no duraron ni una semana. y tal vez me tenga que poner diez piercings en las orejas para aprender a ser cuidadoso y pocobruto con ellas, pero bla.



abajo de las sabanas te das vuelta y te ponés a pensar mil cosas sin hilos conductores, empezás a soñar con sanca y te acordás que tenés que terminar la crónica. ahora pensás que sos irresponsable, un idiota que no puede ponerse las pilas con nada, que no puede tener horarios fijos ni estables, ni auto-obligaciones que sirvan para el bien de la sonrisa propia. pensás que sos un pelotudo, entonces le queres mandar un mensaje a ju. explicandole que al mediodía va a tener la crónica, y te puteas mucho como te viniste puteando toda la semana diciendo: LA TENGO QUE HACER, LA TENGO QUE TERMINAR.
saltás de la silla porque suena el despertador, y media, mierda, ahora sólo puede haber siesta rejuvenecedora de cinco minutos, como la que hubo hace una hora, cuando soñaste con sanca y te despertaste con ganas de saltar y bailar.
ahora no decís la tengo que hacer, ahora sólo decís la tengo que terminar, entoncés ya lo sabés y ya lo planeas, pero cuando lo planeas no ocurre. igual ya lo sabés, ya lo tenés planeado: termina pensamiento, te vas a desayunar tu cafe chiquito y tu tostado chiquito y te vas a poner escribir, recordando y pensando en lo hermoso que son los sancamaleón en vivo. aunque café chiquito o café con leche? por qué el cafe chiquito sale más caro que el café con leche? qué estupidez? encima la otra vez sin darte cuenta te cobraron menos de lo que te querían cobrar, y las camaras de televisión registrada no estaban, ni los señores de traje negro de cqc te vinieron a preguntar sobre la honestidad. pero ya era tarde, porque ya habías llegado al aula y te habías sentado.
en ese barsucho, cafetería o nombre que gustaría poner, a las nueve hay pocos, y hace frío. es hermoso. pero a las diez se empieza a llenar y de repente vos que ocupás la mesa de cuatro sentís remordimiento y te da culpa, te da ganas de moverte a una mesa de dos, pero no lo hacés porque en cualquier momento te saturan las voces y te vas.
aunque tal ve zno te vayas y te quedes las dos horas intentando entender, leyendo algo de 5 páginas que te llevo dos horas terminar, porque empezaron a hablar en demasia, y vos estabas cansado y aburrido.



es estúpidamente imbécil cuando quedan tantas cosas en el tintero, cuando quedan tantas palabras sin eyacular. pero mejor, finish acá. mejor nada, pero bla. buen día

03 mayo 2008

Sólo si el destino lo quiere la vas a volver a ver. Te va a devolver los 25 centavos y no va a parar de sonreír. Con su campera enorme, su naricita morada por el frío, y su voz de quinceañera tierna que te hace confundir en la edad que puede tener.
hace frío, tu voz no existe, pero el sueño se cumple. por fín, en una parada hablás, esperando un colectivo hablás, seguro por la hora, porque no hay nadie ahí, sólo ella y vos. hasta dónde va, qué mejor y más rápido tomarse otro, pero que no te querés ir de ahí porque no la vas a poder seguir viendo. pensás y decís, decís más de lo que pensás, de lo que te gustaría que te diga, de lo que te gustaría decirle. ella vuelve su mirada hacia la avenida, cuando te mira le sonreís vergonzosamente, con mil palabras en la lengua, y una caricia en el bolsillo. pensás cómo tomaría si le convidas un viaje en taxi, aunque ya te dijo donde iba, alejandose tanto de tu destino. pensás cómo podría reaccionar si la invitas a pasear en taxi, tal vez para hablar, que el tachero sea otra vez testigo de la noche, y vos sepás su nombre, tal vez su color favorito y si usa medias o polainas.
pero los taxis siguen de largo, ella se da vuelta y comenta la tardanza del colectivo, por primera vez deseás que no venga, que el frío siga jugando a acariciar su rostro, coloreando sus mejillas.

llega, llega, y se suben juntos. ella y sus moneditas, caen, son rechazadas, es de noche, no importa que alguien tarde con los centavos. sigue poniendo monedas, las siguen rechazando, sacas la mano y con el gesto más hermoso de la velada le depositas 50 centavos para que te mire y te agradesca, para que te espere a que vos dejes tus 90, y te pregunte cuanto le habías puesto.
y no sabes si eran 50 o 25,
pensás que son 50, no decís nada.
ella te da 25.
le decís que no, que por favor, que no te lo podía devolver, ella dandose vuelta ve el mundo y camina hasta el.
y vos, tan pelotudo. te quedas con la moneda en la mano y te quedás parado en el medio.

la mirás ella no te mira. la mirás deseando que te mire, pero no te mira, la puta madre, no te mira.
y vos ya te bajás y ella no te mira.

un segundo en donde te imaginás bajando, ella corriendo o tirandote por la ventana algo. pero no.
esas cosas sólo en mundos inexistentes. te bajás, y comenzás el pedido al destino para volver a encontrartela otra vez.
cuándo, dónde
no sabés.



sólo el destino hará que la vuelvas a ver sonreir; con la excusa de que te debe 25 centavos le pedís al destino que la encuentres otra vez.