30 septiembre 2008

che vieja no me andan los parlantes

29 septiembre 2008

tu vida en 65 minutos

27 septiembre 2008

la tercer fecha de lisandro consagro una mayoría de "resagados"


más que resagados, embriagados.


qué triste
que:
1. aplaudan con toda emoción cuando no deben, y se vayan antes que termine.
2. se desubiquen con gritos estúpidos y fuera de lugar.
3. en el lugar y momento que REALMENTE SÍ hay que "aplaudir"(final final final) se vuelvan unos pechos fríos y se quede sentado el 80% del lugar. te juro, te juro. 20% o lo qué sea, qué importa, lo comprobe. a pesar de los pechos fríos (qué claro, gritan pero al final nada -ANDA A GRITAR A LA CANCHA-algúndíamevoyahacerunaremeraquedigaeso) igual se siente una EMOCIÓN ENORME, PROFUNDA, indescriptible, desde la ubicación del simple espectador que soy (ni imaginarnos qué se sentiría en el lugar de los músicos).


en síntesis,
pechos fríos
resagados,




A LA MINITA QUE ESTABA ATRÁS

LOCO
COMO CARAJO
TE DA EL TUPE
PARA DECIR


"Y ÉSE QUIÉN ES" refiriendose al Hermoso de Birabent.



así no eh.
asi no.




(sí, puedo ser la persona más feliz del mundo y el criticar nunca se me va a ir , al final criticar y ponerme de mal humor, y hacerme problema por todo, pareciera que me hace feliz (?)(qué felicidad de mierda eh jaja )


pechos fríos

26 septiembre 2008

y escuchar la manzana cromática protoplasmática me hace pensar en el invierno
y es hermoso



(cuando en realidad debería remitir a un verano, cálido y tropical)

25 septiembre 2008

es simple
es fácil
bajarse la mascara
centrarla
acomodarla
y saludar.
dar la mano
dos pasos y medio hacia adelante
dar un beso
un abrazo,
frío
volver un paso y medio hacia atrás
sí, todo está bien
esbozar una sonrisa
dando el paso que faltaba para volver al mismo lugar
hablar
inventar.
Hablar
sabiendo que
hay que inventar
con la mente clara
o la mente llena de mierda inventada
hablar
contar
explicar
tu día
tus horas.
callar
escuchar
no prestar atención
aunque se mienta uno
lamentándose que el escuchar palabras es lo que más se quiere en ese momento.
mentirse uno lamentándose con el otro
y caminar, y sentir, y pensar y no hablar.
inventar otro idioma
uno que tu alma no conoce
y ser el cuerpo
que no conocés
que generalmente no se impulsa con el exterior
pero ahí sí, se mueve, baila,
a causa de esa gran mentira mental
qué poder!
pensar, tener ganas
salir corriendo
de sentarse,
de caer ahí,
de rodillas
y llorar
y llorar
y gemir
y gritar
y callar
y hablar
y no hablar
y no inventar más
y ser
y ser .
y ser uno.
Ese, que siente ahora
y siempre,
en esos momentos en que se sabe que se está mintiendo

fingiendo

es tan fácil,
sí no, mira a tu alrededor
cada uno
inventando su propia vida
acomodando los adjetivos donde más bonitos les quede
poniéndose el color más llamativo
y trabajando
y viviendo
y diciendo
es así hermano, tenés que moverte,
vivir.
Tenés qué.
Los ves
estructurados en su desestructura

fingiendo

creyendo que están viviendo.


Pero dejás de compararte
cuando ves que vos no podés
creer que estás viviendo
cuando ves que no estás creyéndote nada
cuando ves que no podés fingir más allá
de unas simples horas
lejos de tu almohada.
Y cuál es el coraje que te falta!
para ser un ente más,
moviéndose
siendo útil
y no estando ahí
inmóvil
durante años
como lo estabas
como lo estás.
Ser un ente que camina
ser
mucho mejor que un ente vegetal
inmóvil, vencido
acostumbrado a no querer acostumbrarse.
Porque la costumbre del otro
Es la de fingir que se vive y caminar
y seguir caminando
y seguir avanzando
buscando su destino.
Vos
lo esperás
porque realmente no tenés un miligramo
de fuerza,
de ganas,
de ganas
de ganas de levantarte
de salir a buscarlo
a encontrarlo.

Porque no hay razones
que te expliquen que vos
podés encontrarlo

Si no hay nada propio
que te haga dejar de mentir
de hablar,
de no caminar
de no correr
de no vivir
no hay nada propio
que te haga sentir
ajeno
ese vacío
que tenés
que escupís cada vez
que escupís, y nunca se acaba.

Nunca.

Como las palabras
que inventás
porque las marcas del alma
no se ven,
nadie las quiere ver.

Pero
mira viejo
yo esto acá
no, no estás.
No te siento.
No te escucho.
No me siento comodo.
Dejame abrazarte y no te vayas.
Sin miedo a parecerte pesado
Sin miedo.
Aburrirte, aburrirnos

No aburrirnos más.

Tu hogar.
Mi hogar.
Nuestro hogar.
Multiplicado.
O sin copia alguna.

realmente
crear un estuche gigante
para dos almas
para las que sean
y puedan entenderse
realmente
sin mentiras
sin prejuicios
sin asqueos
entenderse
sin consejos
juntos
sin pensamientos desencontrados
sin sentirse ajenos

sacarse la mascara
y poder dejarla a un lado
no para siempre,
porque la utopía
es eso,
utopía.

Imposibilidad

no para siempre,
sí para un rato largo
hasta que se canse de ser uno
hasta que se canse la cara
de tanto aire fresco
de tanta verdad
y el alma
no se pueda desvestir más
y necesite cubrirse
para reinventarse
para no congelarse del todo

para volver a saludarse
con la mano
darse un beso

sí,
todo está bien.

24 septiembre 2008

yo soy de los que cuando tienen que completar un formulario, con equiz, circulitos,o llenando la casilla en blanco, se confunden y no saben que hacer.

como ir y venir

y nunca llegar

23 septiembre 2008

soberbiouno

las personas que nombran primero, segundo o tercero a mi planta de naranja lima entre sus libros favoritos, dejan mucho que desear.















(?)
(en realidad, cuando te responden eso, quiere decir que no leyeron más libros desde la secundaria)

22 septiembre 2008

qué fácil es hundirse una vez más..
qué ciclotímia la de los días...

qué fácil es verse perdido una vez más

hay un tema. me acabo de dar cuenta que lo de abajo está mal.

qué nunca llegue a river.

o qué lo haga, pero que la diferente gente a continuación no exista, o qué exista, pero sea una mmmmmmmmmmmmmmmmmmminuscula minoría

1. personas que , mientras todo el mundo está sentado en su lugar, se pare, mire al rededor, y se saque fotos como si fuera un egocentrico de 14 años.
2. personas que saquen la cámara de fotos- celular para grabar los temas nuevos (temas que todavía no salieron a la circulación comercial) pensando: "lo primero que hago cuando llegue a casa es subirlo a iutub".



(y dejo a cualquiera que quiera seguir diciendo personas que no deberían tener lugar, porque se contaminaría algo que simplemente es hermoso)



como dice Sr. Chinarro " tímidos del mundo uníos"
pero cuando se logra no hay que convertirse en lo que se odía. es como cuando uno va al colegio, y lo bardean, le pegan y lo tratan como el culo, y cuando ve a alguien "inferior", le hace lo mismo que le hacían a uno, con despecho y con bronca.

"tímidos del mundo uníos" pero no convertirse en esas personalidades que antes no llegaban a ser.

20 septiembre 2008

POR DIOS. QUE ALGUIEN ME PUEDA DECIR QUE CARAJO ME PASA CON EL SEÑOR ARISTIMUÑO.
que aunque cada vez toque para mas gente, que llene tres ateneos, y que igual me siga pareciendo el músico más hermoso del mundo. LA PUTA MADRE.
la puta madre. y hasta cuando llene river, y la sensbilidad sea moda, voy a seguir sonriendo como un nene con chiche nuevo cada vez que agradece.


la puta madre
LA PUTA MADRE
QUE HERMOSOS QUE SON LISANDRO+AZULES TURQUESAS

NO PUEDE HABER NADA MÁS LINDO EN LA MÚSICA QUE ESTOS TIPOS (tipos o sea, tipos, no solo hombres, si no personitas, humanos, hermosos)





no
nadie puede
entender
sólo la gente que lo ve en vivo
y se va con el corazón con ganas de estallar.






lisandro es amor.


lisandro es amor.

18 septiembre 2008

city 2

Un día estaba en un restaurante, en la Nacional 16, justo a las afueras de la ciudad, me detuve en un autoservicio, entré y me puse a la cola, en la caja había un vietnamita que no entendía casi nada, de manera que no había forma de avanzar, le decían una hamburguesa y él preguntaba ¿Cómo?, quizás era su primer día de trabajo, no lo sé, así que me puse a mirar a mi alrededor, dentro de aquel restaurante había cinco o seis mesas, con gente que estaba comiendo, muchas caras distintas y cada una de ellas tenía algo diferente delante, la chuleta, el bocadillo, los chiles, todo el mundo comía, y cada uno de ellos vestía exactamente como había decidido vestirse, se había levantado por la mañana y había escogido algo para ponerse, aquella camisa roja, aquel vestido ceñido en las tetas, exactamente lo que quería, y ahora estaba allí, y cada uno de ellos tenía una vida tras él y una vida por delante, estaban transitando por aquel lugar, mañana empezarían todo desde el principio, aquella camisa azul, aquel vestido largo, y seguramente la rubia con pecas tendría a su madre en algún hospital, con todos los análisis de sangre alterados, pero ahora estaba allí, separando las patatas negruzcas de las otras, leyendo el periódico apoyado sobre el salero en forma de surtidor de gasolina, había uno que iba totalmente vestido de jugador de béisbol, seguro que no había entrado en un campo de béisbol desde hacía años, estaba allí con su hijo, un chiquillo, y le daba collejas en la cabeza repetidamente, en la nuca, cada vez el chaval se ponía bien la gorra, una gorra de béisbol, y el padre, zas, otra colleja, y todo esto mientras comían, bajo un televisor colgado de la pared, apagado, con el ruido de la carretera, que llegaba a ráfagas, con dos hombres muy elegantes sentados en una esquina, de gris, y uno de los dos se veía que estaba llorando, era absurdo, pero lloraba sobre un bistec con patatas, lloraba en silencio, y el otro ni se inmutaba, él también con un bistec delante, comía y punto, en cierto momento, sin embargo, se levantó, fue hasta la mesa de al lado, cogió la botella de ketchup, volvió a su sitio y, con cuidado para no mancharse su traje gris, echó un poco en el plato del otro, el que estaba llorando, y le susurró algo, no qué, después cerró la botella y siguió comiendo, los dos en aquella esquina, y todo lo demás a su alrededor, con un helado de guinda pisoteado en el suelo, y en la puerta del lavabo un cartel que decía No funciona, miré todo aquello y era evidente que lo único que cabía pensar era chicos, qué náuseas, tanta tristeza daba ganas de vomitar, y en cambio lo que sucedió fue que, mientras estaba en la cola y el vietnamita seguía sin comprender un carajo, pensé: Dios, qué hermoso, sintiendo incluso ganas de reír, demonios, qué hermoso es todo esto, absolutamente todo, hasta la última migaja aplastada en el suelo, hasta la última servilleta sucia, sin saber por qué, pero sabiendo que era verdad, todo era condenadamente hermoso. Absurdo, ¿no?


(City, Alessandro Baricco) por segunda vez en lo que va de este blog, gracias gemelo mayor por haberme enseñado semejante hermosura.

15 septiembre 2008

Pensándolo bien, era una historia tristísima, aunque, en el fondo, conmovedora porque, al final, el profesor Bandini acababa sintiendo cariño hacia sí mismo y hacia la gente, y compasión hacia todos los porches que lo rodeaban
había algo infinitamente digno en ese demorarse eterno frente al umbral de la casa, un paso por delante de sí mismos esas noches en que se levanta el feroz viento de la verdad, y a la mañana siguiente estás obligado a reparar el tejado de tus mentiras, con paciencia inoxidable (..)

(City, Alessandro Baricco)

13 septiembre 2008

deluxe

mirá:
http://necesitoalgo.blogspot.com/2005/11/quin-sabe-si-llego-la-hora-de-sentir-y.html

y ahora vuelve
y espero ir
porque uno no puede decir VOY A IR, para después, como siempre, antimundearse y no ir.







que asco, que asco que toque en el pepsi, qué suerte que toca dos días después =)

12 septiembre 2008

Que Galeano es tan grasa como Benedetti, que Bukowski es una mierda, que Abelardo no sabe escribir novelas y que Fogwill de cien cosas tiene dos buenas… por favor, el día que llegue a tener dicha soberbia, mátenme. El día que además de soberbia, tenga el tupe de criticar a gente de ese nivel, cágenme a trompadas, a trompadas limpias y finas. El día que piense que Galeano es grasa, por favor, sáquenme todas las venas y hagan cinturones con ellas, total, llegar algún día a pensar eso significaría no tener una gota más de sangre para encontrar belleza en las palabras.

escuchar mi pequeña muerte me hace pensar en el verano
y eso que odio el verano

hasta el infinito y más allá
o sólo llegar a acariciar las nubes
sin miedo a caer
golpearse de lleno una vez más
decepcionarse, decidir olvidar amar

el alcohol trepa las cadenas cruzadas
de una hamaca que no puede seguir una linea recta,
la tuya derecha, hacia adelante, hacia atrás,
la mía para los costados, vueltas circulares
se enreda, me enreda e invoco tu ayuda

sin vergüenza por haberme olvidado
como hamacarme, te pido que me agarres las manos

me detengo, te miro y la cerveza quieta desparrama
sus últimas gotas en la arena

otra vez,

hasta el cielo y acariciar las nubes
o sólo elevarnos lo más arriba posible,
sin miedo a caernos, porque la gravedad
deja de existir cuando nos hamacamos juntos

las cadenas no se cruzan más,
la estridencia queda en tercer plano
y en la arena se mezcla el charquito oscuro
con las huellas de nuestros pies
que se olvidan del miedo que provoca
el no poder sostener una caida desde grandes alturas

cada vez más arriba, más velocidad
ya no nos acordamos de temer,
no hay tiempo para el miedo,
porque cuando nos hamacamos juntos todas las leyes
físicas dejan de existir, y podemos llegar
hasta el infinito y más allá.

01 septiembre 2008

benedeee benedeee

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.








[así, de simple como don mario lo dijo]

chau.. agosto.. fuiste lindo mientras duraste..