10 julio 2005

a veces se vuelve desesperacion el querer que alguien me extrañe,
me quiera,
me venga a buscar.

me haga reir,
me haga bien.

y mejor no sigo.
porque me puedo ir BIEN AL CARAJO.

No hay comentarios.: