15 septiembre 2007

ya era hora de que se metiera el flequillo en el ojo,
(léase flequillo y no pelo, porque fueron muchos pelos, es que si hubiese sido uno solo no hubiese lagrimeado, ni me hubiese ardido tanto el ojo, ni molestado, ni temer por un segundo la perdida de la vision del ojo derecho)



era hora.



ahora me puedo cortar el pelo
(?)

No hay comentarios.: