15 agosto 2005

cerca

¿cuál es la distancia
que me separade tus hombros,
qué no me deja ver
que realmente podes estar?

hoy me autodefiendo como
un malcriado caprichoso;
como un insuficiente sadomasoquista,
como alguien que tiene miedo
de estar en ese mundo
lejos del dolor.

me canse de hablar de mi,
y tambien, me canse
de escuchar de ellos.
¿por qué no te callas
y me acompañas?.


¿para qué las palabras
si todo pueden arruinar?


no tengo fuerzas para aconsejarte;
no tengo fuerzas para contarte.
venime a buscar, regalandome tu silencio
traele un poco de calma
a tanta poca movilidad
que vive en esta alma.

No hay comentarios.: