27 febrero 2009

había una lista escrita, el itinerario de los miércoles, le habían puesto. estaba en colores, en crayones y en indelebles, en aerosoles ilegibles, en letras chicas, en letras claras, en letras torcidas, para la derecha, para la izquierda, de todas las formas, de todos los colores, con todos los puntos, con cualquiera signo y de cualquier forma, vertical, horizontal, diagonal, formando nubes, formando estrellas, formando piedad con las palabras.
a continuación algunos de los puntos que cualquiera podía dejar como huella en esa pared:


paso siete
- ría hasta que no pueda reírse más.


paso cuatro
- ría hasta que se olvide de llorar


paso ce
-lloré cada vez que se rompa la uña


paso veintitrés
-caiga sólo al morir de pie, el orgasmo de no querer más


paso ere
- el cuatro no sabe llorar


paso setentaydos
-ama hasta que duela el alma de amar


paso setentaytres
-ama hasta que duela el alma de mamar


paso uno
- escribime


paso doce
- miré antes de cruzar la calle


paso asterísco
- no escriba pelotudeces


paso asterisco asterisco
- no seas pelotudo


paso asterisco
- ves, escriben pelotudeces

paso asterisco asterisco
- ves, sos un pelotudo

paso numeral
- son dos pelotudos


paso estrella
- somos todos hermosos


paso asterísco
- somos todos hermosos


paso trescientosdiez
- olvídese del orden


paso trescientosnueve
- bueno


paso cuarentaysiete
- ama la cerveza de cada mesa


paso ochentayocho
- ame a riverito


paso novecientosnoventaynueve
- no vea el diablo escondido en todos lados


paso mil
- somos todos hermosos


paso uno
- escribime

paso ere
-déjese besar


paso once
- mátese, sea digno.


y la pared estaba llena de palabras de diferentes colores, y era tan inmensa esa pared que siempre había lugar para escribir, nunca se llenaba.
hasta que un día la quisieron demoler. nadie se quedó delante de la pared. todos rodearon la topadora, sacaron sus birómes, marcadores, aerosoles, crayones y los rodillos y se pusieron a escribir sobre ese color amarillo anaranjado horrible.
los años pasaron, la topadora quedó ahí. eso sí, no se entiende nada lo que dice, todas las palabras superpuestas, completamente inentendibles. la topadora no era inmensa. la superficie de la topadora estaba tapada y nadie entendía lo que se había escrito. la topadora había perdido todo su poder.

5 comentarios:

Malén dijo...

qué lindo, norman

te mando un beso

doux-sommeils dijo...

Paso cincuenta
-no le grite a la gente

Paso sesenta y nueve
-disfruteló.

Paso equis
-ría a carcajadas.

Paso pluma
-relájese.

Paso almohada
-sueñe lo más lindo del mundo.

Paso ele
-ame.

Sol dijo...

El final es como el capitulo de los simpson, el de las publicidades que cuando dejaban de mirarlas se morian...
paso 23/asterisco-barrilete
La indiferencia mata y al parecer las letras tambien

paso gata flora/venticinco bis

Pelotuda! eso lo sabias... y hacce tiempo.


Un abrazo

Lar dijo...

paso asterisco
- ves, escriben pelotudeces

paso asterisco asterisco
- ves, sos un pelotudo

paso numeral
- son dos pelotudos

jajajajajajajajajajajjajajaja

loli dijo...

este coso es tan lindo que me hace reír y sonreír.
vivan los miércoles, con y sin itinerarios; y con y sin cosas escritas/dibujadas/pintadas/éso.