20 julio 2008

rezi

Una vez una persona preciosa escribió que el mundo es un montón de gente, un mar de fueguitos.

La noche de jueves nos conducía a San Telmo para la presentación de LOLI MOLINA luego de meses de ausencia sobre los escenarios debido a la grabación de un disco. Diez menos cuarto, las copas comenzarían a levantarse en silencio, el Espacio Ecléctico se endulzaba y la vocecita hermosa suplicaría en “Miel” que duela sólo la verdad . Un inicio de agradecimientos antepuestos a “Vacio y Silencio” y a “Laberinto”, con una explicación final del por qué el nombre de éste último tema.

A Loli la acompañan Nico Cota en percusión y Hernán Jacinto en rodhes y piano. A ellos los acompaña el ambiente más ameno para que las sonrisas comiencen a florecer. Las sonrisas son acompañadas por una suave sábana musical. Y a la música la acompaña una hermosa delicada voz de seda.

[y sigue en Recis!]

4 comentarios:

huellas compartidas dijo...

La verdad que no la conozco a esta niña... tiene algo que ver con la señora Juana o es casualidad ?
Una vocecita que realmente me eriza la piel y que siempre recomiendo es la de la niña Florencia Ruiz...
Que estes bien...
Besos

.gpb dijo...

tampoco la conozco!
ja iba a preguntar lo mismo que mi compañera blogger de arriba.
esperamos una respuesta!!!!! jeej

saludossss

norman dijo...

casualidad

marguerite - dijo...

holaperiodistamusical.