27 julio 2008

I.
odio no poder ser independendiente y no poder sentir que no te necesito cerca.







A.
sólo quiero que me abrace, o que aparezca y me diga que no tengo que tener miedo.




B.
que me abrace y me diga que no tengo que tener miedo.




II.
odio no poder ser tan independiente como para pensar que no me hacés falta.

2 comentarios:

Samara dijo...

Que los cumplas feliz, N.
(inevitable que me acuerde)

endlesskinder dijo...

¿quién puede amar la dependencia? si así fuera, vivríamos de nuestros padres/amigos para siempre. si hasta nuestro país declaró su independencia, deberíamos revolucionarnos, embalar las dependencias y dejarlas en un delivery con una dirección inexistente. (sí claro, como si fuera tan fácil)