28 diciembre 2005

todavia sigue cambiando
la respiracion cuando
alguna mano juega a
desabrochar su camisa.

y le tiembla la voz
si nadie lo mira
cuando no para de hablar

empieza a mojarse
porque la lluvia no decide parar;
otra vez se enferma,
su cama y un par de frazadas
lo esperan para resguardarlo.


le pasan los años,
y todavia sigue siendo
un poco sensible
al mundo que siente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

nunca escribi aca.estoi al pedo i no puedo usar msn no se porqe.
te qiero mucho mucho, de verdad.