13 diciembre 2005

cada puesta de sol que se asoma por su ventana
tiene ganas de saltar; de irse a su lugar.

cuando la luna la saluda, en su alfombra beige
se encierra deseando que algun conocido
de esos años la venga a rescatar.

cierra los ojos, prefiere sentir que ver,
aunque su piel también sea sensible,
ella dice que duele menos.

los ojos se le nublan facil,
y los dedos no quieren aguantar
otro año mas.

quiere volver,
es que pasa el tiempo
y se siente extraña
de esta almohada.

que le puedo decir?
si cada vez que la tengo en frente
tengo ganas de llorar.
que le puedo decir?
si sabe llevar elegantemente
su fragilidad; me atrapa,
me envuelve...
no quiero dormir mas solo..

la quiero acompañar,
alla, a su hogar.
para que no extrañe nunca más.

me duele cuando sus ojos
en silencio, o a gritos,
comienzan a lagrimear

1 comentario:

très bien dijo...

norman:

por una de esas cosas de la vida me enteré de que sos un divo. ñ_ñ