28 febrero 2008

CICLO OLA 2008 - #7

La misma noche en que Café Tacvba hacía bailar al Gran Rex, que Lisandro Aristimuño se presentaba en Niceto y que “la banda de tu generación” (JA!) tocaba ante un diezmado Ferro (¿un Luna Park no hubiese sido suficiente?), un pequeño hombre de zona sur hacia su debut solista sobre la urbe porteña en el Ciclo Ola 2008.

Sobre la Avenida Callao llovía, personalmente por mi sentimiento sobre la lluvia, un buen augurio. Afuera un guitarrista, que esta noche haría de pianista, fumaba con su mochila de los Beatles puesta; un bajista rapado a su lado; y dicho debutante hablaba de una morocha que lo había dejado plantado un tiempo atrás, con la idea de que la mala suerte estaba de su lado ya que había traído la lluvia.

Cansado de esperar por unos pequeños atrasos, me dirigí al interior para ver la finalización de la prueba de sonido de la banda que cerraría este viernes. El Punto Bar del Hotel Orleans es pequeño, con pocas mesitas, dos columnas y pocos espacios para quedarse parado sin molestar la vista de los demás. A primera vista, se puede decir que entran 50 personas, número que según dicen se vio duplicado el día que se presentó Verdeoscuro.


[..]
[y sigue en http://recis.com.ar/cronicas.ver.php?id=645
y es larga y qué?]

No hay comentarios.: