29 octubre 2007

él...

(si no lo lees, la verdad que ni comentes, porque me paso por el orto el ""no lo lei todo"". porque si lo pongo acá no es para que lo leas por la mitad, entendes?!)

( y este blog es mio, y este blog soy yo. y este blog, bla. a quien carajo le voy a dar explicaciones de lo que hago con MI blog)


Yo soy el hijo, el es Padre. Lo amo de esa manera en la que me hace pensar todo el tiempo en él; en la manera en la que el es todo, gran parte de mi mundo, de mi pasado, de mis pensamientos, de mis sonrisas. Lo amo de esa forma en la que se ama y venera y respeta a alguien que le debes más que la vida, le debes sonrisas, le debes tantas pero tantas cosas, que no lo amas por el simple hecho de deberle años de tu vida, si no porque lo amas. Simplemente, lo amas. Así lo amo. Lo amo porque lo veo feliz y sonrío, lo amo porque lo veo mal y me pongo mal, porque lo veo caer y me caigo, porque lo veo saltando y trato de saltar. Lo amo, y a veces, por no decir toda la vida, se me hizo imposible demostrárselo. Lo amo más que a nadie, más que a nada, aunque me ponga de mal humor, me ponga histérico y me haga preguntas, aunque tenga que repetirle mil veces cosas, lo amo. Lo amo.
Pero también lo amo, lo amo a mi manera, esa manera de pensar que todo lo que hago y quiero está mal. Lo amo de esa manera qué todo lo que quiere para mi no es lo que realmente me interesa, pero igual lo hago. Lo amo a mi manera, esa manera en la que su felicidad está primera que la de uno. Lo amo a pesar de que me diga que el quiere que progrese, que estudie, que me forme. Lo amo a pesar de que mi cabeza esta completamente despejada de este mundo, y que algún día se va a tener que acostumbrar y aceptar con la cabeza gacha los cánones del mundo, de la insensibilidad, del dinero y del poder. De las desigualdades y la injusticia, de la discriminación, del trabajo para vivir, de tener plata para vivir. Lo amo a pesar que mi cabeza no quiere este mundo.
Me pregunto ¿hasta qué punto puedo seguir mintiéndome a mi mismo y pensar que lo tengo que amar de esa forma que el dice que sería amarlo?
Tendría que ser feliz, o progresar, o encontrarme a mi mismo. Encontrar al mundo entero, y encontrarte a vos, y a vos, y a vos y a cualquier persona.
Pero… ¿tendría que ser feliz para pensar que mi vida valió la pena?
¿Quién dijo que vivir es progresar y llegar a una jubilación digna, en familia, bajo un techo, luego de años de estudio y trabajo?
¿Por qué vivir no significa simplemente quedarse a ver el techo?
Nadie pero NADIE tiene el sentido de la vida universal. Pero el sentido individual lo tiene que tener cada uno, ese sentido lo debe tener cada uno para su propia vida.
Agarrar mi pequeño pasado, mi presente que está en stand by formándose y el futuro más incierto de todos e irme. Irme a la mierda, al sur, al norte, a una isla tropical o al desierto. Irme solo, irme con alguien. Irme, volver o no volver nunca. Volver lleno de experiencias, de recuerdos, de ganas. No quedarme y olvidarme de todos los sueños, perderme todas las experiencias.
¿Por qué me dice que para demostrar que lo amo tengo que estudiar? Y si no estudio, trabajar… ¿por qué? No temas pá. No temas por mí. En serio, no temas.
Irme a la mierda en donde todos sean completamente distintos, o un par, o nadie. Irme a Marte, vivir sin aire.
Mirar, callar, respirar, encontrarse y reírse con alguien hasta que te duela la panza. Coger, coger sin amor, coger con amor, disfrutar del sexo, disfrutar del perfume de una mujer, de la suavidad de su piel, de lo extraña que es una piel, mirar lunares, mirar arrugas, dormir desnudo junto a alguien. Escuchar, aprender del otro, quedarnos callados, decir nada y decir basta juntos. Poder compartir con un alma todo lo que sabes y lo que desconoces, poder nutrirte de personas, de otros, o de vos mismo y del silencio. De la experiencia, y está bien, del estudio. Mirar cosas que te gustaría hacer, hacerlas, o no hacerlas porque simplemente como están hechas llenan tu alma. Llenarse el alma, llenarse de silencios. Quedarse a ver el cielo, la nada. Sin miedo, con miedo. Ver a las personas e inventarnos su pasado y su futuro. Ver un perro y poder acariciarlo, sabiendo que hace un tiempo era, al igual que cualquier otro animal, algo a que temer.
Irme y vivir bajo un árbol, o vivir de la nada, o de un trabajo… que se yo. Pero, en ese que se yo, tal vez soy feliz, y tal vez en ese que se yo me estoy buscando, tal vez en esas caricias y en esos abrazos silenciosos, o cuando me acuesto en el pasto o en el asfalto, cuando veo a la gente y me río o temo, o quiero salir corriendo o simplemente no me muevo. Encontrarme de esa forma, y ser feliz de esa forma, luego de encontrarme.
Yo te amo igual, te amo igual aunque termine viviendo en el medio de la plaza, tomando las drogas más poderosas y destructivas del mundo, pero siempre, siendo feliz (a ver si te asustas y imaginas que lo hago… NO, no lo hago, pero si lo haría, ¿por qué te pondría mal? )
Si uno vive destruyéndose y es feliz así, lo aplaudo, no digas que está enfermo. Si alguien está drogado todo el día y el piensa que es feliz así, déjalo ser, no le digas que esta perdido, porque tal vez, solo el está cuerdo y todos nosotros estamos mal.
Si ves a un esquizofrénico, o a un masoquista, si ves a una prostituta o a alguien durmiendo desnudo en la calle, no digas que esta enfermo, ni hagas el comentario “pobre”. Al contrario, tal vez así es más Humano que cualquier otra persona, y nosotros, nosotros debamos aprender de esos que se lastiman y se flagelan el cuerpo, de esos que cojen y cojen y cojen sin amor, o de esos que tienen millones de demonios en la cabeza.
¿Qué enfermedad es la de vivir hablando solo? ¿Qué enfermedad es la de hacerse daño y cortarse, disfrutar del sexo quemándose el cuerpo? ¿Qué enfermedad es la de ser diferente a la mayoría? ¿Qué enfermedad es la homosexualidad?
¿Para qué sirve la psicología y la psiquiatría? ¿Para diagnosticar personas encerrándolas hasta que se acomoden mentalmente y así pasar desapercibido como el resto?
¿De qué sirve todo esto?
¿DE QUE MIERDA SIRVE TODO ESTO?
El mundo es una mierda, y todo lo que gobiernan al mundo es una mierda. Quien te dice que estás enfermo, es un pelotudo, quien mira con recelo es un pelotudo, quien mira con desprecio es un pelotudo, Y ¿eso por qué lo digo?
Porque esta es mi verdad, es la unica verdad que conozco y que hoy luego de 19 años logro aceptar.
Y no soy ni más ni menos hipócrita ni autoritario.
Porque mi verdad, puede o no ser tu verdad.
Pero la acepto.
Acepto tu verdad y acepto las millones de verdades.
Acepto que todos acepten que cada uno tiene una verdad distinta y que nadie tiene la verdad del otro.
Mi verdad es ésta Papá, te amo.
Mi verdad es que te amo, que sos la persona de la que más hablo, por la cual más lloro y sonrió. Sos la persona que cada vez que hablo de mi mamá me pongo a llorar, por eso nunca puedo tener una charla de tu pasado con vos porque simplemente me producís eso, eso de mover todos los sentimientos adentro mío.
Sos la persona que amo, y que quiero que entienda que puedo ser feliz llegando a tu edad viviendo de la nada, o tal vez de estudios. O tal vez ni llego a tu edad, pero fui feliz. O tal venzo, simplemente no fui feliz nunca, pero igual me llené e igual te ame. O tal vez tampoco me llene, pero te amo. Y eso no tengo por qué demostrártelo.
Queres que sea feliz, que esté bien, que progrese.
¿Pero quién carajo dijo que progresar es estudiar?
¿Por qué progresar no es vivir en el medio del amazonas, POR QUÉ!?
Mi verdad no dice que el progresar que hoy en día quiero se base en un titulo o en un trabajo, mi verdad esta mucho más allá de eso. Y quiero seguir siendo un estúpido utópico que cree que el poder es una mierda, que el mundo es una mierda, que todo es una mierda, que yo soy una mierda, y que se puede vivir de la forma que se quiere vivir.
Que cada persona sea feliz de la forma que quiera, y que pueda subsistir y sobrevivir el tiempo que quiera de esa misma forma en la cual decide ser feliz viviendo.
Pero no, no se puede, y si no se puede, vos sabes Papá que soy un tanto racional, y un tanto testarudo, sabes que bajo los brazos rápidos y a la vez no. Sabes que si me quiero matar realmente lo voy a hacer, o si quiero sonreír todo el día lo voy a hacer. Si quiero abrazar y darle un beso a cada persona de la calle lo voy a hacer. Pero también sabes que a pesar de la poca edad y la poca vida, de la poca experiencia que tengo, sé que nadie puede vivir de esa forma sin ser discriminado, sin ser dejado de lado. Entonces, no te preocupes si me quiero ir bien a Júpiter y llenarme de extraterrestres. No te preocupes si quiero ahogarme en un vaso de agua, o si quiero ir a estudiar a Harvard. No te preocupes si quiero mi verdad y si sigo mi verdad.
Eso sí, preocupate cuando el mundo me consuma, cuando la insensibilidad me consuma y cuando diga que decirle a alguien “psíquica y psicológicamente está enfermo” sea correcto y asimile con la cabeza firme diciendo: está enfermo.
Preocupate cuando no tenga ni utopías, ni sueños. Cuando alguien no me nombre, preocupate cuando vos no te acuerdes de mi, cuando alguien no se acuerde de mi, cuando yo no me acuerde de mi. Preocupate cuando no me tiña el pelo del color que quiera o cuando no me pinte las uñas del color que quiera. No te preocupes por mi pelo, no te preocupes por mis manos, no te preocupes si estoy perdido, DEJAME encontrarme, y chocarme y hacerme mierda. Preocupate cuando te mienta por temor a lastimarte. Preocupate cuando deje de pensar todo esto, cuando NO HAGA LAS COSAS QUE QUIERO.
Te amo, y ahora lo imprimo y te lo muestro, Te amo y lo explico por acá porque cada vez que lo digo tiemblo, porque cada vez que lo pienso tiemblo.
Te amo, y te lo escribo acá, porque puedo decirle a cualquier persona cualquier cosa, pero a vos no puedo decirte que te amo sin temblar, sin pestañar.
No puedo decirte todo esto, porque ni yo lo entiendo.
Pero si, te lo escribo para que sepas, que quiero, que pienso.
Te amo, y si quiero demostrártelo estudiando lo voy a hacer, pero si realmente no me interesa estudiar y me quiero tirar debajo del 152, o me quiero ir a la China a vivir en la muralla, eso no significa que no te ame.
Hiciste las cosas bien, realmente hiciste las cosas bien, tan bien qué TE AMO, y sos mi Papá.

5 comentarios:

María Ines dijo...

yo amo a mis viejos, pero despues de pasar un año trabajando y ahora estudiando se que los amo pero que la que sabe que es lo mejor para mi soy yo misma y yo soy la que tomas las decisiones por mas erradas o acertadas que puedan estar.

Anónimo dijo...

Tuve que salir 2 segundos del laburo solo para leerte..
lo necesitaba..
Aparte a esta hora quien se tatua ò piercinea?mm..
Nene..
mm..nada..
cuando estoy mal me pones bien..
mas aun cuando estamos callados..

:)

Pd: Vaso Vaso Vaso
captas?
Muua!

george withmann dijo...

tantas palabras y acciones podrían describir a la vida y al amor, el amor a todo, el amor a nada y la vida y la muerte con palabras tan magicas como terrorificas para que vos las juntes y suene todo como una melodia que se te clava en el estomago y sube hasta el corazon que destruye y vuelve a crear...
sos un forro por escribir asi y hacer que gente como yo lo lea...y por no hacerlo mas seguido

y todas estas palabras por ahi no tienen nigun sentido y no son intento de hacer poesia barata, son una milesima parte de lo que conseguis en alguien que dibuja, no escribe.

Anya dijo...

:)

amapola dijo...

me hiciste llorar .lo que dijiste lo tengo adentro y me estalla en la garganta. que bueno que alguien me lo diga.