02 noviembre 2006

soñando con visibles abrazos
que podamos regalarnos
cuando tanta distancia se convierta
en pequeños y chiquititos milimetros.


y necesito abrazarte tanto hoy,
que cuando nos volvamos a ver
no te voy a soltar, no te voy a dejar
despegarte de mi.


volver a hablarnos en entresueños,
esperando amanecer, jugando
sin relojes al rededor,
en ese mundo que solamente cabemos los dos.

1 comentario:

ser dijo...

te quiero mucho